Loading...
Home 2018-04-10T02:11:49+00:00

Crear el nombre para nuestra empresa es un proceso bastante complejo, algunos hablan hasta de un proceso que genera bastantes dolores de cabeza y que `puede frustrar el impulso propio que tiene la concepción del desarrollo de nuestra idea de negocio.

 Lo que lo hace complejo es que a través del nombre una empresa busca:

1. Diferenciarse de sus competidores, es fundamental que el nombre logre crear un espacio importante dentro del segmento de mercado, esto solo es posible si logra diferenciarse, pero sobre todo, destacarse sobre la competencia.

2. Impactar al publico objetivo. Sin lugar a dudas, un nombre que genera este tipo de impresiones en los clientes, logra trascender mucho mas, tanto en lo que inspira y emotiva, como en su vigencia.

3. Representar la identidad del negocio. Un nombre perfecto es aquel que logra transmitir los valores de nuestro negocio, en este sentido, los clientes se sentirán identificados y su nivel de fidelización puede ser mucho mas alto.

Pues bien, a la hora de crear el nombre perfecto para nuestro negocio, es necesario echar mano de todas las herramientas posibles, y para ello vamos a utilizar tanto la opinión de los miembros de nuestro equipo, vamos a preguntar la opinión de personas cercanas a nuestro circulo pero que son ajenas al negocio, y vamos a tener que utilizar ciertas herramientas que nos pueden ayudar al proceso creativo del nombre. Particularmente, la utilización de estas herramientas generadoras de nombre, se realiza en mayor medida en aquellos casos en que el equipo creativo ha explotado sus ideas sin tener mayores resultados. Sea cual sea el caso, es necesario que en tu búsqueda, antepongas una serie de criterios necesarios para consolidar un nombre que sea perfecto y que responda a nuestras expectativas.

1. El nombre para empresa debe ser único El nombre único sirve para que nuestros clientes logren identificarnos por un lado, segundo, porque esto nos va a generar una identidad propia, lo que puede permitirnos destacar en el segmento del mercado y tercero y no menos importante, el nombre único nos evitará problemas legales.

2. Busca la simplicidad en el nombre Debemos buscar un nombre que sea fácil de pronunciar, fácil de recordar. Ambos criterios hacen que los clientes puedan memorizarlo fácilmente, pero que además pueden recomendarlo. Para lograr esto, es necesario que realices pruebas con personas ajenas a tu negocio, recuerda que cuando tu creas un nombre, tu terminas acostumbrándote a el, olvidando el nivel de dificultad para las personas del común.

3. Busca un nombre que proyecte una imagen positiva de tu negocio Vamos a ver, ambos conceptos, nombre e imagen deben estar alineados, por lo tanto ambos son elementos complementarios. En este sentido, el nombre no tiene que decir literalmente las actividades que desarrolla la empresa, para esto, siempre podemos apoyarnos en crear una imagen comercial que sirva de respaldo a nuestro nombre.

4. El nombre debe lograr perdurar en el tiempo Ya habíamos planteado este concepto más arriba, el nombre debe trascender temporalmente, podemos renovar nuestros servicios o productos, pero nuestro nombre debe dar cuenta de la solidez de nuestra empresa.

5. Debe poderse adaptar a diferentes contextos Debemos considerar un nombre que pueda adaptarse a diferentes contextos del mercado, en su forma tradicional, como en modalidades de mercado online, para esto, el nombre debe adaptarse de forma correcta para que logre un buen dominio.

6. Debe transmitir una promesa a tus clientes Antes de crear un nombre, mas interesado por su parte descriptiva y de recordación, pensemos si el nombre realmente va a responder a la promesa que vamos a establecer con nuestros clientes, pero especialmente si el nombre nos va a permitir ser únicos en nuestro segmento de mercado.

Como hemos visto, no es una labor fácil, crear un nombre para una empresa, de hecho puede requerirnos mas tiempo del que hayamos programado, lo realmente importante es que estemos conformes no el resultado final.

Contacto.